Juan Valdes nación en Badajoz el 15 de mayo de 1942. A la temprana edad de 8 años queda huérfano de padre y madre. Este suceso marcara tanto los actos de su
vida como el trasfondo de su obra.
La aficion por el dibujo comienza con la copia de fotografias de toros y recortes de prensa taurina plasmados sobre materiales de desecho. Alumno de artes y oficios,comienza a participar a los catorce años en certámenes para principiantes organizados por ayuntamientos y diputaciones, en los que obtuvo importante éxito


Su primera obra galardonada es un lienzo al oleo trabajado con espátula, que representa la “puerta de carros” del viejo recinto amurallado de su ciudad natal.
A los 17 años llega a Sevilla para mejorar su nivel de formación y entrar en contacto con un ambiente artístico mas amplio, hecho que le supone un gran esfuerzo puesto que para el ingreso en la escuela superior de bellas artes de Sta. Isabel de Hungria, en Sevilla, era necesario haber acabado los estudios de bachillerato y poseer un nivel cultural general amplio.

Su estancia en Sevilla era muy dura, pues no contaba con los recursos economicos
necesarios. Gracias a la generosiada de la familia de uno de sus condiscípulos, Antonio Zambrana, y a sus trabajos en las horas libres de escuela, Juan consiguió
cursar sus cinco años de carrera pudiendo crear de este modo y gracias a los fundamentos obtenidos por grandes pintores y maestros, las bases sobre las que ha sido posible ir creando su obra.

Después de esto se produce un paréntesis en su vida artística en la que realiza el servicio militar y contrae matrimonio.Tras realizar trabajos como dibujante publicitario, profesor de dibujo en instituto... Juan vuelve a formar parte de la escuela de artes aplicadas y oficios artísticos de Sevilla, ahora como profesor de dibujo lineal. Como si este regreso a la tierra prometida del arte le diera fuerza sobrehumana, quema etapas anteriores con asombrosa rapidez, recobrando el tiempo perdido. Su labor no pasa inadvertida en los ambientes culturales sevillanos, participa en importantes exposiciones colectivas y certámenes, obteniendo numerosos premios.


El universo del cante y baile gitano andaluz juega un papel trascendente
en la pintura de Juan Valdes. El tema flamenco, el contacto con figuras destacadas han sido fuente de inspiración en la lucha por imponer su arte. Se pueden destacar obras como el oleo sobre lienzo de Antonio Mairena y carteles anunciando festivales de este arte. El flamenco abrio la puerta de la popularidad de Juan Valdes, pero fueron necesarios mas factores para que su nombre llegara al gran publico: su incesante actividad en diversos campos del arte, su profundo conocimiento de la técnica, y su natural simpatia y gran sentido de la amistad.

No es de extrañar por tanto que en los últimos tiempos se hayan realizado homenajes a su persona. No menor interes suscita en el publico los carteles anunciadores de las fiestas taurinas, feria de Sevilla y otras. Todo esto contribuye a crear la imagen de un artista enraizado en la vida andaluza de cada dia y en todos sus aspectos.

Paralelamente a su obra de marcado acento populista, encontramos una amplia galeria de retratos de personalidades de la cultura y la política como los del doctor Jose Hernendez Diaz, de los presidente de la comunidad andaluza, del duque de Huesca y hasta de el mismisimo rey Don Juan Carlos, además de gran numero de lienzos con asuntos de hondo dramatismo y esforzada investigación en el plano del lenguaje pictórico, llevado el artista por el ansia de crear su propio lenguaje y caminar resueltamente por el sendero claro de su propia labor.